+
mens sāna in corpore sānō mens sāna in corpore sānō

"Mente sana en cuerpo sano"

Los deportes han visto aumentada su capacidad de organización y regulación desde la antigua China 4000 años A.C, pasando por los tiempos de la Antigua Grecia hasta la actualidad.

 

El aspecto de entretenimiento del deporte, junto al crecimiento económico deportivo y el incremento del tiempo de ocio, ha provocado que se profesionalice el mundo del deporte. Esto ha conducido a cierta polémica, ya que para el deportista profesional puede llegar a ser más importante el dinero o la fama que el propio acto deportivo en sí mismo.

 

La mejora económica y la sociedad del bienestar ha incrementado el tiempo de ocio de los ciudadanos en los más avanzados a una mayor dedicación del tiempo a ver competiciones deportivas y más participación en las actividades, facilitada también por una mayor accesibilidad a todo tipo de instalaciones.

 

En la actualidad, muchas personas hacen ejercicio para mejorar su salud y modo de vida; el deporte se considera una actividad saludable que ayuda a mantenerse en forma psicológica y físicamente, especialmente en la tercera edad.

 

En el terreno educativo, el deporte juega un papel de transmisión de valores a niños, adolescentes e incluso adultos. En conjunción con la actividad física se inculcan valores de respeto, responsabilidad, compromiso y dedicación, entre otros, sirviendo a un proceso de socialización y de involucración con las mejoras de las estructuras y actitudes sociales.

 

El deporte contribuye a establecer relaciones sociales entre diferentes personas y diferentes culturas y así contribuye a inculcar la noción de respeto hacia los otros, enseñando cómo competir constructivamente, sin hacer del antagonismo un fin en sí.Otro valor social importante en el deporte es el aprendizaje de cómo ganar y cómo saber reconocer la derrota sin sacrificar las metas y objetivos.